José Ángel Guimera: “Pierres Vedel fue un pionero que influyó en gran medida en sus sucesores”

El realizador turolense José Ángel Guimera, natural de Castelnou, decidió lanzarse al rodaje de su nuevo documental ‘Pierres Vedel y la magia del Agua’ a lo largo del año 2019. Se trata de una obra audiovisual que podrá verse a mediados de 2020 y cuenta con la financiación de Gobierno de Aragón, Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Aragón Televisión, Universidad San Jorge y el Centro de Historias de Zaragoza. 

  • ¿Cómo conoces a Pierres Vedel? 

Conozco a Pierres Vedel durante una visita a Teruel, a la primera edición del Desafío Buñuel.  Son Nacho Escuín y José Ramón Morro quienes me proponen hacer un corto documental sobre la Traída de aguas a Teruel. Me dijeron que el autor era un arquitecto francés del siglo XVI y que todavía quedaban restos como el acueducto conocido como Los Arcos… lo que sin duda es uno de los monumentos más sorprendentes de la capital turolense que impresiona y recibe al visitante una vez se adentra en la ciudad. Me pareció un tema muy interesante para llevarlo al formato audiovisual pues es cierto que se trata de una figura muy desconocida a pesar de la importante labor que desempeñó.

IMG-20191111-WA0012-02.jpeg
  • Y, aunque nos has contado esta primera toma de contacto, ¿cómo es este trabajo de investigación? ¿cómo conoces más sobre Vedel?

Fue durante el primer viaje que hice para descubrir más sobre este proyecto cuando recorrí por primera vez el camino de esta traída de aguas desde La Peña del Macho hasta la ciudad de Teruel. Es allí donde conozco a Manuel Martín, director del CEIP Las Anejas, quien me cuenta la historia completa de este genio de Renacimiento Español y de su obra. Es entonces cuando me doy cuenta de que estaba ante una historia que no podía contarse en un metraje tan reducido y cuando decido dar el salto al largometraje ya que me doy cuenta de que no debía centrarme en una de sus obras, quería profundizar más.

  • Teruel, despoblación, España Vaciada, lamentablemente parece que no podemos tratar estos términos por separado. Como persona que lucha día a día por movilizar el medio rural

Desde el primer momento, Vedel me transmitió a través de su obra que era el típico hombre del renacimiento, multidisciplinar, que sin duda trajo hasta estas tierras la influencia arquitectónica y de ingeniería desde su Francia natal, habiendo recibido gran influencia de los maestros italianos. Fue un pionero que influiría en gran medida en sus sucesores. Me pareció muy curioso que, al revés de lo que ahora sucede, en aquella época fuera en estos territorios con tan poca población en nuestros días y que protagonizan el movimiento de la España Vaciada; los que tuvieran gran demanda de obras. Seguramente, si Vedel se hubiera establecido en otro lugar que ahora cuente con más población, todo el mundo sabría más de él y se admirarían todavía más sus trabajos. Por eso desde el principio pensé que había que hacer este documental que trate de reivindicar su figura.

  •  ¿Qué lugares se convierten en el escenario de rodaje de ‘Pierres Vedel, la magia del agua’? 

A lo largo de 2019 hemos rodado en numerosas localidades turolenses así como del resto de Aragón. Por ejemplo, hemos estado en Daroca (donde hizo la Mina), Teruel (la traída de aguas y la restauración de la torre de San Martín), Santa Eulalia del Campo (la iglesia), Celadas (traída de aguas), Mora de Rubielos (intervenciones en la Iglesia), Rubielos de Mora (actual convento), Albarracín (donde está enterrado e interviene en la Catedral y la iglesia de Sta María) Fuentes de Ebro (allí reconstruye la iglesia) y en Zaragoza  donde llevamos a cabo la grabación de varias entrevistas a expertos en su vida y obra. Además, también nos desplazamos a Francia, en concreto a Uzès y los alrededores del Pont du Gard, donde se cree que pudo nacer. El viaje finaliza en Navarra, en Roncesvalles, Viscarret y Oricín, que es por donde está datado que cruza a España.

  •  ¿A quiénes habéis entrevistado en este documental?

Fundamentalmente a expertos en su vida y obra y que recorren el camino del agua de la Peña el Macho hasta Teruel como Manuel Martín, Javier Ibáñez, Carlos Blazquez y José Ángel Gil; entre muchos otros. Contamos con expertos, historiadores, arquitectos, vecinos de los municipios, etc.

  • Además, una vez más, te has rodeado de un equipo aragonés. ¿Cómo ha sido el proceso de rodaje?

Siempre que puedo me gusta contar con profesionales de nuestra tierra ya que los hay, y mucho. Por otro lado, el rodaje ha ido a la mil maravillas ya que hemos podido rodar incluso en menos tiempo de lo esperado. No cambiaría a ninguno de los miembros del equipo.

  • ¿En qué fase os encontráis ahora?

En estos momentos nos encontramos en pleno proceso de montaje, queda grabar la música y las fases de posproducción y distribución. Está previsto que el documental vea la luz en marzo o abril de 2020.

IMG_20191111_145809_415

Finaliza el rodaje de Pierres Vedel y la Magia del Agua

El documental, dirigido por el turolense José Ángel Guimerá, rinde tributo al genio renacentista francés que desarrolló gran parte de su obra en Aragón

Desde el pasado mes de septiembre hasta principios de noviembre se ha rodado en distintos rincones de Aragón el documental titulado ‘Pierres Vedel y la Magia del agua’, dirigido por el turolense José Ángel Guimerá y el cual rinde tributo al genio renacentista de origen francés que desarrolló gran parte de su obra en Aragón.

Este lunes, 11 de noviembre, el imponente edificio Paraninfo de la capital aragonesa se convertía en el último escenario de rodaje del documental aragonés con la entrevista a Pascal Julien, profesor de Historia del Arte de la Universidad de Toulouse que conoce la figura del artista del Renacimiento a través de la tesis doctoral de Javier Ibáñez, profesor de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza y uno de los protagonistas del largometraje.

DJI_20191111_120832-01.jpeg

Pero, ¿quién fue Pierres Vedel? Y, ¿por qué eligió Teruel para desarrollar su vida y obra? Aunque muchos no lo sepan, una de sus obras más emblemáticas es el Acueducto-viaducto los Arcos, monumento ubicado en la capital turolense considerada como una de las obras de ingeniería más relevantes del Renacimiento español. Iniciada su construcción en 1537, tuvo que detenerse debido al elevado coste económico, siendo retomada en 1551 por Pierres Vedel, arquitecto de origen francés que había concluido con éxito el recalce de la Torre mudéjar de San Martín, situada también en Teruel.

Otros de los escenarios del documental, donde Vedel también dejó su huella aunque muchos todavía lo desconozcan son Daroca, Albarracín, Mora de Rubielos, Rubielos de Mora, Santa Eulalía del Campo, Celadas o Fuentes de Ebro, entre otras. El documental también trasladará al espectador al sur de Francia donde se presume que pudo nacer el protagonista.

Decidió afincarse en lo que hoy conocemos como la provincia de Teruel en lugar de irse a cualquier otro lugar, como hicieron muchos coetáneos franceses que llegaron a España durante el siglo XVI debido a la gran demanda de este tipo de trabajos. De haberse mudado a cualquier capital más poblada, seguramente habría pasado a la historia como uno de los grandes”, explica Guimerá.

¿Por qué? Porque se trató de un pionero en el Renacimiento español a la hora de aplicar una serie de técnicas constructivas innovadoras para aquella época. Por eso, con este documental el proyecto trata de poner en valor la figura y la obra de este arquitecto e ingeniero y, en definitiva, artista. “Además de la Traída de Aguas a Teruel, sus obras más relevantes fueron la Mina de Daroca, la catedral de Albarracin y la Iglesia de Fuentes de Ebro”, añade.

Lo que hay detrás del documental

Sin embargo, como explica Guimerá, el proyecto no ha hecho nada más que empezar. Tras varias semanas de rodaje, ahora empieza el montaje y, de forma paralela, una segunda fase de grabación. Durante los meses de noviembre y diciembre arranca la grabación de una serie de píldoras protagonizadas por algunos de los participantes del documental, con entrevistas a expertos, investigadores y políticos pero también a la gente de a pie que cada día transita por estos lugares en los que el artista dejó su huella.

ss.PNG

Por eso, en las próximas semanas se lanzará un Webdoc -documental interactivo o documental multimedia- en pierresvedel.com. “Hemos decidido darle una segunda vida a este proyecto para que no quedase tan solo en un documental al uso. Nos parecía que había mucha documentación que merecía la pena compartir para que cualquier persona pueda profundizar en los contenidos”, añade el director.

“Hay más proyectos en marcha, como la creación de una ruta turística por los sitios que cuentan con obras de Pierres Vedel por tierras aragonesas ya que no hay que olvidar que toda su obra conocida está aquí, en Aragón”, concluye Guimerá.

El documental, que podrá verse a mediados de 2020, cuenta con la financiación de Gobierno de Aragón, Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Aragón Televisión, Universidad San Jorge y el Centro de Historias de Zaragoza.

La Universidad San Jorge firma un convenio con el documental Pierres Vedel y la magia del agua

La Universidad San Jorge firmó el pasado jueves un convenio de colaboración con el documental Pierres Vedel y la magia del agua en donde tres alumnos, de la Facultad de Comunicación y Ciencias Sociales, de las diferentes especialidades de periodismo, comunicación audiovisual y publicidad realizarán sus prácticas formativas con el equipo del documental. Los alumnos seleccionados participarán en la postproducción y en la difusión de este trabajo. Sin duda, es una gran oportunidad para que los alumnos puedan coger experiencia en un ámbito cultural diferente dentro del mundo audiovisual.

¿Quién es Pierres Vedel?

Pierres Vedel, en la actualidad ha sido injustamente olvidado. La fama y el reconocimiento lo tuvo en vida y en ello tuvieron mucho que ver una serie de encargos producidos en un período de tiempo relativamente breve. Todo empezó con la construcción del talud de la torre mudéjar de San Martín de Teruel (1549-1551) y poco después inició las titánicas tareas de la Traída de aguas a Teruel (1551-1558) o la Mina de Daroca (1555-1562).

El documental

El agua y el viaje por el trazado diseñado por Pierres Vedel en el siglo XVI para llevar el agua al casco urbano de Teruel, ha sido el leitmotiv fundamental de este documental, destacando la excepcional importancia que tuvieron en esa época estas obras de sofisticada y precisa ingeniería hidráulica.

A lo largo de este trabajo documental estarán siempre presentes las características propias del agua, y su capacidad para generar vida… Estos atributos, a veces considerados casi mágicos, dan sentido a la segunda parte del título.

El agua y su aspecto fluido dan forma y ritmo a esta historia. Acompañan a las imágenes entrevistas a expertos y recreaciones virtuales de lugares y estructuras que en algunos casos todavía pueden contemplarse in situ. Un magnífico legado patrimonial que combina a la perfección el sentido artístico y la utilidad funcional.

Sobre este documental

Pierres Vedel fue un arquitecto francés que llegó hasta Aragón, trayendo con él las ideas del Renacimiento.

Javier Ibáñez Fernández, uno de los más destacados estudiosos de la arquitectura aragonesa del siglo XVI, ha dejado claro en sus investigaciones y publicaciones que  “Pierres Vedel es la figura más relevante de la arquitectura del siglo XVI en el Sur de Aragón”.

Aunque de origen francés, todas sus obras conocidas se realizaron en este territorio, muchas en la actual provincia de Teruel. No sabemos nada de sus orígenes; ni siquiera después de rastrear su más que probable procedencia francesa en Uses (y no en la inexistente Usbues), un lugar cercano al Pont du Gard (Provenza francesa). De este influyente arquitecto e ingeniero no tenemos referencias documentales anteriores a sus trabajos en Aragón, ni siquiera en la zona de Navarra, por dónde sabemos que entró en España y en la que se casó con Clara Vizcarret. Era un pueblo de la Diócesis de Pamplona, precisamente llamado Vizcarret. Rastreando allí sus primeras intervenciones artísticas (sabemos por diversas fuentes que participó en la construcción y diseño de algunos retablos). El equipo de este documental se desplazó también a Oricin, otra localidad de Navarra, donde la documentación también lo emplazaba, pero no tuvimos éxito en la búsqueda de sus primeras realizaciones.    

Lo que si sabemos con seguridad es que sus primeras obras fueron la rehabilitación de la Colegiata de Mora de Rubielos, tras del incendio de 1544, y la ejecución de las obras de la Iglesia de San Miguel de Fuentes de Ebro. Pese a su lejanía, ambos edificios tenían un nexo en común: estaban en los señoríos de Juan Fernández de Heredia y Ximénez de Urrea, 3er Conde de Fuentes y Barón de Mora.

Estamos pues ante un arquitecto e ingeniero de gran importancia para entender la evolución de la arquitectura durante el siglo XVI en España. Un insuperable ejemplo de los aires de renovación que trae a la Península Ibérica el Renacimiento. Es como si el espíritu brillante y polifacético del florentino Leonardo da Vinci, que trabajó durante un largo periodo y murió en tierras francesas (Castillo de Clos-Lucé, Amboise, en 1519), hubiera irradiado la suficiente energía para influir sobre artífices tan competentes como Pierres Vedel.

Pierres Vedel, en la actualidad ha sido injustamente olvidado. La fama y el reconocimiento lo tuvo en vida y en ello tuvieron mucho que ver una serie de encargos producidos en un período de tiempo relativamente breve. Todo empezó con la construcción del talud de la torre mudéjar de San Martín de Teruel (1549-1551) y poco después inició las titánicas tareas de la Traída de aguas a Teruel (1551-1558) o la Mina de Daroca (1555-1562). No conforme con sus reputados trabajos como ingeniero (en la mejor tradición clásica y a la “romana”), desarrolló un trabajo magistral como constructor de iglesias y, cuando era necesario, de reparación (restauración, diríamos ahora) y reconstrucción de algunas de ellas: La Inmaculada de Santa Eulalia (1556-1566), la sacristía de la por entonces parroquial de Rubielos de Mora (1556-1559), las obras en la Catedral de Albarracín (1556-1560), la traída de aguas a Celadas (f. 1560) y las últimas e inacabadas obras en la iglesia de Santa María de Albarracín (1566-1567).

El listado de sus obras e intervenciones fue seguramente más extenso, pero pensamos que las citadas demuestran sobradamente la importancia de este arquitecto-ingeniero del Renacimiento, cuyo legado patrimonial y artístico es ahora mismo una inmejorable muestra de lo que fue el arte aragonés del siglo XVI y que convendría no olvidar ni despreciar dada su relevancia en el contexto de toda España.

Pierres Vedel pertenece a una estirpe de artífices preocupados por la introducción del sistema italiano de los órdenes clásicos que se ajustan al perfil del arquitecto como maestro práctico y versado en diferentes disciplinas propuesto por Marco Vitruvio en su tratado De architectura, hoy conocido como Los Diez Libros de Arquitectura (que se remonta al siglo I a.C.), aceptado por Diego de Sagredo en sus Medidas del Romano (de 1526) y desarrollado por Philibert de l’Orme en Le Premier Tome de l´Architecture (editado en 1567).

Estamos ante un maestro que cultiva dos facetas profesionales perfectamente diferenciadas. La primera sería la de maestro ingeniero, pero no la un simple fontero, sino la del perito capaz de asumir obras de gran envergadura y dificultad técnica, como el recalce de la torre de San Martín y la traída de aguas en la ciudad de Teruel, o la apertura de la Mina de Daroca. En este sentido, debe hacerse hincapié en que estas tres obras resultan excepcionales en todos los sentidos. Por otro lado, debe destacarse su faceta como constructor de iglesias, en Fuentes de Ebro, Santa Eulalia, Rubielos de Mora y Albarracín, todas ellas son las magnas obras de un creador dotado de un estilo marcado por el equilibrio perfecto entre los mejores logros del Gótico Flamenco más evolucionado y las revoluciones que se plantean desde el Renacimiento

El agua y el viaje por el trazado diseñado por Pierres Vedel en el siglo XVI para llevar el agua al casco urbano de Teruel, ha sido el leitmotiv fundamental de este documental, destacando la excepcional importancia que tuvieron en esa época estas obras de sofisticada y precisa ingeniería hidráulica.

A lo largo de este trabajo documental estarán siempre presentes las características propias del agua, y su capacidad para generar vida… Estos atributos, a veces considerados casi mágicos, dan sentido a la segunda parte del título.

Siguiendo el camino que recorría el agua desde “La peña del Macho” (acuífero próximo a la ciudad desde el que se extraía el agua), hasta llegar a las fuentes situadas en el casco urbano de la ciudad de Teruel, hacemos un repaso por los momentos más importantes de la vida de Pierres Vedel.

El agua y su aspecto fluido dan forma y ritmo a esta historia.

Acompañan a las imágenes entrevistas a expertos y recreaciones virtuales de lugares y estructuras que en algunos casos todavía pueden contemplarse in situ. Un magnífico legado patrimonial que combina a la perfección el sentido artístico y la utilidad funcional.

La primera idea fue realizar un cortometraje documental que se limitara a narrar la sugerente historia de la construcción de la traída de aguas a Teruel. El principal atractivo, sin duda, era el acueducto-viaducto, situado en la capital turolense, que hoy se conoce como “Los Arcos”. A la belleza de esta construcción, que no pasa desapercibida desde la primera vez que se visita la ciudad, se unía la intención de convertir en imágenes la historia del recorrido de la conducción original, que desde el siglo XVI, traía hasta el recinto urbano el agua, dotando así de este preciado servicio a sus habitantes hasta principios de siglo XX.

Durante el proceso de asumir y entender mejor el proyecto de la traída de aguas, hemos sacado a la luz los avances en las investigaciones sobre la carismática figura de Pierres Vedel, y como fruto de esas indagacioness ha sido inevitable ir focalizando el peso de esta historia en la poco y mal conocida vida de Pierres Vedel, cuyos misterios se han empezado a desvelar en este documental.